Música De Contrabando

Información

El golpe de mano se consuma en Música de Contrabando. Les rescata Paco Martín para su nuevo proyecto, la independiente Twins. El disco (¡atención a la portada de James Cagney en el film Enemigo Público! que Chris, gran aficionado a la fotografía, extrajo de un libro de cine) supura clasicismo. Se graba en marzo de 1986 en Yellow 2 Studios de Manchester, cuna de Durruti Column, bajo la batuta de Chris Nagle, ingeniero de Joy División, New Order y A Certain Ratio. Martin Moscrop, componente de estos últimos, que se hace amigo de Javier durante unas vacaciones en Málaga, es quien les abre el camino.

Duermen de día (en el suelo de la casa del mánager de A Certain Ratio) y se graba de noche, el segmento de estudio con las tarifas más reducidas. Son sesiones muy duras, pero las hacen a gusto porque son conscientes de un plus: están pisando el mismo suelo que algunos de sus ídolos. Tan identificados estaban con el ambiente que llegan a tocar un tema de Joy Division, un detalle que emociona al ingeniero.

Música de Contrabando es un trabajo valiente, un tanto experimental y desprejuiciado que no se parece en nada a la Nueva Ola de Madrid. Es una evolución lógica con respecto a Maratón.

Lisa Stansfield, entonces vocalista desconocida de Blue Zone, corona un equipo de lujo para un disco superventas (despacha algo más de 20.000 copias, más que ninguno hasta la fecha) con bastantes joyas en su interior: No habrá fiestas para mañana (guiño a la Velvet Underground), El joven nostálgico, Agua sin Sueño o Sin Aliento, cuyo ritmo de batería apunta a la Tamla Motown y a A town call malice de The Jam, igual que Contrabando parece abrillantada con leves destellos de swing. Es una grabación caleidoscópica en la que se atisban otras direcciones, a pesar de que aún son patentes en ella los coletazos de una producción fría (y de sonido cavernoso), un matiz predecible teniendo en cuenta dónde se materializó. Su influencia aún se deja notar veinte años después: el grupo sevillano Maga ha hecho una versión de Sin Aliento (“sin tomar aliento estoy rodeado de calor. ¡Escucha!, tengo que respirar y respirar”). También la cantan dos grupos mexicanos y, más recientemente, los murcianos Second.

Además del máster de Música de Contrabando, los chicos de Danza Invisible se traen de Gran Bretaña preciosos útiles de trabajo (Ricardo y Manolo adquieren sendas Fender Telecaster Elite verde veteada) y, Javier en particular, un buen puñado de vinilos (todavía no había irrumpido el cd). Ejemplares del Blonde on Blonde de Dylan, algo de Smokey Robinson, Joni Mitchell y de los Isley Brothers, junto a las novedades de la época, lo que indica su incontestable melomanía y unos gustos plurales. Estar pendientes de lo último no les impide nutrirse al mismo tiempo del pasado. Es, precisamente, cuando empiezan a frecuentar la obra de Van Morrison, de quien adaptarían A este lado de la carretera, convirtiéndola en uno de sus mayores éxitos.

Música de Contrabando cambia algo el tipo de composición, los saca del callejón sin salida en el que se habían metido. Se proponen, y lo logran, mostrar en él algunos de los descubrimientos sonoros que están haciendo: el soul, el funky, cualquier manifestación de la black music. Todo lo que después se plasmaría más plenamente en el disco A tu alcance.

 

(Texto de Manolo Bellido en "Una historia del pop malagueño").
¿Te gusta este disco? ¡Compártelo!

 
Música De Contrabando

Publicación: 1989

1 - Ocio Y Negocio
2 - Contrabando
3 - Mercado Negro
4 - Sin Aliento
5 - Espuelas
6 - A Veces El Campo
7 - En Guerra
8 - Tensión

Ver en iTunes
Ver en Amazon
Escuchar en Spotify