Por Ahora

Información

Próxima estación: "POR AHORA" se detiene el tren de la danza en el corazón de África persiguiendo a "Negros de cualquier color", evidentemente para liberarlos de cualquier esclavitud, cruzan el estrecho aunque no haga falta para extasiarse ante la sensualidad del flamenco "La eternidad no dura" es un intento tímido de asimilarlo que en la guitarra de Juan Campos cobra una dimensión lánguida y desesperada y se pierden buscando "Lo que queda del amor". De esta última tengo un vago recuerdo de escucharla por primera vez en unas pruebas de sonido previas a una actuación en directo en los jardines del náutico de Gijón, marco incomparable de belleza sin igual, en una versión provisional que poco o nada tenía que ver con la grabada y que en clave de rythm&blues, no sé por qué, me trajo a la memoria a los Them de Van Morrison, pero ellos quisieron llevarla a Jamaica y acabó siendo una canción reversible, el anverso, bajarse al moro a por las mágicas hierbas que fue la idea primigenia en homenaje a un amigo común, Chema, que por aquel entonces estaba pasando una temporada en el infierno y su reverso, una canción de carretera que resume el universo sentimental que habita la banda durante las giras. También nos tropezamos, como no, con una nueva apología del sano divertimento, la frenética "¡A sudar!" (quién no se imagina a los esforzados de la ruta, la vuelta ciclista a España, pedaleando a su ritmo) y una advertencia explícita a quienes no observen sus sanas recomendaciones en "El día después" (qué bien hubiera quedado de sintonía de su homónimo programa deportivo) pero el mánager y la disquera de esta banda, al parecer, no pudieron estar a la altura de las circunstancias comerciales inconscientemente creadas.

Pero a mí, sobre todo, me sorprendió un tema rotundo basado en otra metáfora perfecta de Pink Rodrigo, "Corazón acorazado", cuánto le di la vara a Javier para que abrieran los conciertos con ese ritmo hipnótico contando la historia de cualquier Tenorio.

Recobra además el pulso ecologista el "Lamento del Mar del Sur" que hubiera suscrito el mismísimo Cousteau que E.P.D.

No falta ni siquiera el funky meridiano de "Podemos regalarnos esta noche", muy Chic en todos los sentidos y que abunda en las miserias de los contactos exclusivamente sexuales, románticos ellos.

Si me he detenido tanto en este disco, es porque de aquí me gusta todo, hasta la portada retro en la que una teenager prehistórica mira angustiada el reloj a la espera de su pareja ¿de baile?

(Texto de Antonio de la Rosa).
¿Te gusta este disco? ¡Compártelo!

 
Por Ahora

Publicación: 1999

1 - ¡A Sudar!
2 - Negros (De Cualquier Color)
3 - Lamento Del Mar Del Sur
4 - Juegos
5 - Corazón Acorazado
6 - Un Amor En Cada Bar
7 - La Eternidad No Dura
8 - Lo Que Queda Del Amor
9 - El Día Después
10 - Me Llaman Abandonao

Ver en iTunes
Ver en Amazon
Escuchar en Spotify