El festival Costa del Soul celebra su primera edición: la música del alma, en directo y junto al mar El festival Costa del Soul celebra su primera edición: la música del alma, en directo y junto al mar El festival Costa del Soul celebra su primera edición: la música del alma, en directo y junto al mar  
El festival Costa del Soul celebra su primera edición: la música del alma, en directo y junto al mar

26/06/2019

Artistas emblemáticos como Martha High o Gibson Brothers y nuevas figuras del soul como J.P. Bimeni tomaron los escenarios de la costa malagueña



Foto 1: La joven promesa del soul J.P. Bimeni, una de las estrellas del festival.



La Costa del Sol malagueña ha dado la bienvenida al verano de la mejor forma posible: con música en directo. Los días 21, 22 y 23 de junio se celebró en varias localidades costeras la primera edición del Costa del Soul, un festival para disfrutar de la música soul al lado del mar.



Estepona, Benalmádena y Rincón de la Victoria fueron los emplazamientos para tres jornadas de música soul a cargo de artistas emblemáticos del género como Martha High & The Soul Cookers o los incombustibles Gibson Brothers y nuevas figuras como J.P. Bimeni, un auténtico soulman que nos voló la cabeza, o Shirley Davis & The Silverbacks. También actuaron Ogun Afrobeat, The Agapornis, Julia Martín y Wasabi Cru.





El Festival Costa del Soul nacía con una misión clara: acercar la música soul a malagueños y visitantes. El cantante y compositor Javier Ojeda, más conocido como integrante del grupo Danza Invisible, es uno de los creadores del concepto junto a sus socios Jesús Sánchez y Sergio García, que se han encargado de la programación y de organizar el evento. Ojeda por su parte, también ha participado activamente en el festival, protagonizando una de las actuaciones con una propuesta creada exprofeso para la ocasión: Javier Ojeda Soul Project.

Los directos



Tres días, tres localidades y tres escenarios simultáneos, en los que cada uno de los artistas fue dejando su impronta. Aurora & the Betrayers hicieron gala de sus vibrantes melodías en los diferentes escenarios. Los movimientos espasmódicos de su frontwoman, Aurora García, tomaban la escena para presentar su último álbum en directo, Tune Out The Noise (2018), sin olvidarse de éxitos como Pay me back.



Con un show electrizante, J.P. Bimeni fue una de los grandes aciertos del festival. En sus canciones habla de amor, pérdida, esperanza y temor, algunos de los ejes que han regido su vida porque Bimeni ha tenido una vida extraordinaria. Descendiente de la familia real de Burundi, una guerra civil devastó su país en 1993, siendo perseguido por las milicias y envenenado por los propios médicos en el hospital. Tras huir de su tierra, solicitó asilo político en Reino Unido, donde reside desde principios de los años dosmil.





Bimeni lleva el soul en las venas y eso se nota. Con un solo disco en el mercado, Free Me (2018), el artista ofreció un show espléndido acompañado por los músicos de The Black Belts. Su estilo recuerda a los grandes clásicos del género de los años sesenta. Su extraordinaria voz, la elegancia en sus movimientos, su tremendo magnetismo y una clase que, seamos honestos, se tiene o no se tiene, fueron sus mayores bazas para encandilarnos.

Foto 2: Javier Ojeda Soul Project, en directo. 


Otra de las sorpresas de estas jornadas fue Javier Ojeda Soul Project, la banda que ha creado el artista malagueño para darse un gustazo reinterpretando canciones de Danza Invisible y otros éxitos en clave de soul. Sonaron Mamy Blue, Tiempo de amor, Agua sin sueño, Por ahí se va, Yolanda y un interesante medley del clásico Stand by me en español y Sabor de amor, probablemente la canción más popular de Danza.



Foto 3: Gibson Brothers, pura energía. En la imagen, durante su directo en Rincón de la Victoria el domingo 23 de junio.



Respaldado por su banda, Javier cantó, bailó, brincó y preparó al público para el siguiente show: Gibson Brothers, que montaron una auténtica fiesta sobre el escenario. Con la formación original actualizada, los hermanos convocaron todo su poder vocal y haciendo gala de su disco salsa interpretaron hits como Cuba, Soul man, I feel good o Qué será mi vida, demostrando que continúan en una excelente forma.



Más allá del soul



Pasar por el festival Costa del Soul es también una oportunidad increíble para disfrutar de la playa o conocer diversos rincones de la zona como Nerja o Frigiliana, dos poblaciones, una costera y otra de interior, con un encanto particular y a muy poca distancia. Incluso redescubrir la capital, Málaga, que en los últimos años se ha revitalizado con una interesantísima oferta de propuestas culturales.



La gastronomía es otra de sus claves. No puedes irte de Málaga o su litoral sin degustar sus espetos, el ajoblanco, la ensalada malagueña, la fritura de pescaíto o el vino dulce. Todas ellas verdaderas delicias.



(Selene Moral para Los 40).

¿Te gustó este post? ¡Compártelo!